16 enero 2017

Sepia con guisantes al azafrán


El viernes no tuve tiempo de publicar nada y hoy voy casi por el mismo camino, me faltan minutos en el día y como es así, aquí os traigo hoy uno de esos platos que hay en mi blog, pero que no fue visto por nadie, ya sabemos los que tenemos un blog que siempre hay alguna receta que no fue visitada de nuestros comienzos, yo le quiero dar otra oportunidad y la vuelvo a publicar, espero que os guste!!
Hoy es uno de esos días que te preguntas y que hago yo hoy para comer y por mucho que pienso, nada no se me ocurre.
Pues he abierto el congelador haber que es lo que hay y he cogido una sepia que tengo congelada.
Y ahora  pienso como la cocino, como la preparo, pues me meto en Internet y hay un par de recetas que me gustan.
Pero como yo soy así de chula, la transformo y me la invento, jeje. Que guasona que soy!!
Lo mejor de todo es que os tengo que decir que la haré mas a menudo porque me a gustado mucho.
No me enrollo más y vamos con la receta.

Ingredientes:
Una sepia
Una lata de guisantes
Una cebolla
Dos dientes de ajo
Una cucharada de harina
Aceite de oliva
Un vaso pequeño de vino
Dos vasos de agua
Pimentón de la vera
Azafrán
Pimienta
Sal

Preparación:
Lavamos bien la sepia y la cortamos a trozos pequeños.
Ponemos una sartén con aceite y freímos los ajos y después la cebolla, todo bien pequeño.
Añadimos la cucharada de harina y lo removemos para que se fría un poco la harina.
Después añadimos la sepia, echamos la sal y pimienta, removemos durante unos minutos.
Ponemos un poco de pimentón lo removemos y echamos el vino, el agua los guisantes y el azafrán, lo tapamos y dejamos unos quince minutos que haga chup chup.
Si es necesario añadimos un poco más de agua.
Rectificamos de sal si fuese necesario y listo para comer.
Umm esta buenísimo, pero estoy pensando que si le hubiera añadido una patata seria un plato más completo el próximo día lo hago.
Que aproveche!!

09 enero 2017

Trucha rellena de Jamón


Ya estoy de vuelta, como han ido las fiestas? y los reyes se han portado bien con vosotr@s? espero que si, conmigo desde luego que si, no me puedo quejar, me han traído bastantes cosas, pero una en especial, un contrato de trabajo de seis meses (medio año) que es mucho en los tiempos que corren.
Bueno ya volvemos a la rutina y hasta semana santa se acabaron las fiestas, así que volvemos a nuestros que aceres y a nuestras cocinas a disfrutar de una de las cosas que mas me gustan, cocinar para los míos.
Empezamos este año con un plato de pescado, muy sano y con una historia, aun recuerdo la primera vez que comí trucha rellena de jamón, fue en Cantabria en un pueblo llamado San Vicente de la barquera, si ya se que a muchos os sonara este pueblo, quizás por haber escuchado que allí vivía el cantante David Bustamante..
En unas vacaciones estuvimos por toda la zona de Cantabria , se acerco la hora de comer y paramos en uno de sus restaurantes, nos sentamos y vimos alguna foto de David en la pared, entre nosotros nos decíamos este chico es de aquí de la zona, curioso pero coincidió que el restaurante pertenecía a sus tíos. se llama Boga Boga, no es por darle publicidad pero estaba todo buenísimo, por si os queréis dejar por allí si os pilla de camino, bueno en general se come bien en toda la zona.
Bueno lo que os contaba la probé allí y desde entonces yo la preparo en casa, a mi manera claro.
No me enrollo más y voy con la receta, espero que os guste.

Ingredientes:
Dos truchas
Dos lonchas de jamón del bueno
Aceite de oliva
Un vasito de vino blanco
Sal
Pimienta

Preparación:
Precalentamos el horno a 180 grados.
Preparamos las truchas, las abrimos como un libro quitamos las espinas y limpiamos, ese paso nos lo pueden hacer en la pescaderia, ponemos la sal y pimienta.
Hacemos el jamón a trozos pequeños y ponemos sobre los lomos de la trucha, volvemos a cerrar y salpimentamos por fuera.
Preparamos una fuente de cristal y le echamos un poco de aceite y ponemos las truchas ya rellenas, echamos un chorrito de vino y metemos al horno.



Al cabo de diez o quince minutos  según lo grandes que sean, le damos con mucho cuidado la vuelta, para que no se nos rompan y cocinamos otros diez o quince minutos aproximadamente.
A mi me gusta que se quede la piel tostadita.



Emplatamos y seria perfecto acompañarla de una ensalada, no os parece?.
Espero que os halla gustado mi manera de hacerla.

Mirar que pinta tiene!!
Animaros a hacerla es muy facil de preparar como habéis visto y esta muy rica.
Que aproveche!!

22 diciembre 2016

Sepia a la Plancha


Que habéis tenido suerte hoy con la lotería? yo no, pero bueno por algo se dice que es el día de la salud, teniendo salud lo demás va llegando, no os parece?. Ahora a esperar a ver la lotería del niño haber si pillamos algo y si no pues no quedamos como estamos y tan felices.
La receta de hoy es sencilla, es casi una escusa para poder despedirme de vosotros hasta después de que pasen las fiestas, osea después de reyes.
Quiero también daros las gracias a todos los que seguís mis recetas y perdéis unos minutos en mi cocina, sabéis que este blog es un hobby que tengo, o mas bien mi pasión, bueno ambas cosas y cada vez que dejáis un comentario alimentáis mis ganas de hacerlo mejor y aprender cada día un poco mas, gracias por vuestra compañía y cariño, eso es lo mejor y lo que me hace  mas feliz.
Os deseo que paséis unas felices fiestas y un prospero año nuevo 2017, suena bonito verdad!! espero que sea un buen año para todos. Que seáis muy felices.    
Y ahora si vamos con la receta, hoy he preparado algo que me apetecía mucho, una sepia a la plancha, algo sencillo pero riquísima, ya hace mucho que no la hacia de esta manera, la he acompañado de una ensalada, para mi un menú perfecto y con pocas calorías, que para calorías la de estos días próximos.
Como os decía es un plato sencillo pero también podría ser perfecto para comer un día en fiestas si no queréis perder tiempo en la cocina, hay gustos para todos yo soy de la que se da el lote estos días en la cocina acabo agotada, pero tengo que decir que en el fondo me gusta y mucho, pensar que mi gente van a disfrutar comiendo las cosas ricas que preparo que ya es mucho y me satisface un montón.
Hay quien prefiere no complicarse y me parece bien, eso va a gustos, como los colores pero las dos opciones son buenas, cada uno que decida su opción.

Ingredientes:
Una sepia
Un diente de ajo
Perejil
aceite de oliva virgen
Sal

Preparación:
Ponemos la plancha al fuego que se caliente y echamos unas gotas de aceite, cuando este caliente ponemos la sepia previamente lavada y secada.
La hacemos por un lado y al cabo de un rato le damos la vuelta por el otro lado, mientras haremos la picada de ajo y perejil.
Ponemos en el vaso de la batidora el diente de ajo un poco de perejil, un poco de aceite que lo cubra y un poco de sal trituramos y reservamos.
Sacamos la sepia del fuego, emplatamos y echamos por encima la salsa de ajo y perejil.
Espero que os guste tanto como a mi.
Que aproveche!!
Y de nuevo Felices fiestas, que seáis felices nos vemos el año que viene.

19 diciembre 2016

Cochinillo al horno con patatas


Esta receta la hice el año pasado después de fiestas y os preguntareis como que después de fiestas, pues os lo explico según dicen el cochinillo no es fácil de quede en el punto perfecto y como ya sabéis en navidades hay cochinillos en cualquier carnicería y como tenia muchas ganas de hacerlo , pues yo lo que hice fue comprar medio y meterlo en el congelador pasadas unas cuantas semanas de las fiestas quise probar haber que tal me quedaba, lo saque del congelador lo deje descongelar bien dentro de la nevera y sin prisas me lié con el, era un sábado temprano y me juntaba con la familia a comer, tenia miedo de que no me quedase bien pero me dije bueno haber que tal queda, si no les gusta lo siento a la próxima quedara mejor, pero tengo que intentarlo.
Tras dos horas de horno había un aroma en mi cocina que ya podéis imaginar, se veía tan bonito, tan tostadito, que solo faltaba probarlo haber que tal y tachan dije vamos hacer la prueba, todos decían que tenia muy buena pinta empecé por dar el primer trozo a mi suegro y cuando lo probo dijo, hija tienes unas manos de oro que cochinillo mas rico, imaginaros que bien me sentí, yo decía si de verdad ? de verdad lo dices, no las tenia todas conmigo, es que mi suegro me quiere mucho y  pensé que quería quedar bien conmigo.
La verdad es que si, estaba muy rico y muy crujiente la piel, la carne se desprendía sola del hueso.
Vamos me salio muy bien para ser el primero, seguro que no es el mejor pero a mi me encanto!! así que algún día lo repito otra vez.
Os animo a que lo hagáis, de verdad que vale la pena es trabajoso pero esta tan rico!!
Aquí tenéis la receta.

Ingredientes:
Medio cochinillo (dos kilos y medio)
200 gramos de manteca de cerdo ibérica
5 dientes de ajo 
3 hojas de laurel
Una cucharada de sal gorda
Una rama de tomillo 
Una cucharada generosa de orégano

Para acompañamiento:
Cinco patatas
Aceite de oliva virgen
Sal
Hierbas provenzales 

Preparación: 
Precalentamos el horno a 180º 
Lavamos las patatas y hacemos a trozos mediano, le echamos un buen chorro de aceite le echamos sal y las hierbas por encima mezclamos bien y metemos al horno, durante una hora aproximadamente, vamos removiéndolas de vez en cuando, sacamos del horno cuando estén y reservamos.
Hacemos un majado con la manteca derretida con unas vueltas de microondas, pelamos los ajos y lo metemos y trituramos  añadimos el orégano y la ramita de  tomillo, la sal y dejamos que maceren todos sus sabores yo lo hice la noche de antes y lo guarde en la nevera.



Al día siguiente veréis que la manteca se abra endurecido de nuevo darle unas vueltas en el microondas y quedara liquida de nuevo. 
Le quite la rama de tomillo, eso fue un fallo mio vosotros directamente echar el tomillo, pero sin la rama no como hice yo.
Ponemos el horno a precalentar a 160 grados, mientras preparamos el cochinillo.
Ponemos la bandeja del horno y echamos las hojas de laurel repartidas.

Con una brocha de silicona vamos pintando el cochinillo por dentro y luego por fuera la parte de la piel.


Lo metemos al horno por la parte de dentro, por la parte de las costillas hacia arriba durante cuarenta o cuarenta y cinco minutos y volvemos a dar la vuelta pintamos de nuevo y cada quince o veinte minutos volvemos a pintar con el majado ya solo por encima, por la parte de la piel. así durante hora y cuarto aproximadamente cuando veáis que las orejas y el rabo se ven muy tostadas taparlos con papel de aluminio a si no se quemaran, también lo hice con las patitas. 


Diez minutos o quince antes de terminar de dorar el cochinillo, meter la bandeja con patatas que tenemos echas, para que se vallan calentando por la parte de abajo del horno.
Cuando halla pasado el tiempo si lo veis bien tostadito lo sacáis del horno le quitáis el papel de aluminio y cortamos en raciones y añadimos unas cuantas patatas al plato para acompañar.


Quizás no es el mejor cochinillo del mundo pero a mi me pareció riquísimo.
Que aproveche!!