16 mayo 2018

Lomo de cerdo en salsa de mandarina y mostaza a la antigua


Os sorprenderá la entrada de hoy, verdad? veréis hace unos días me llego a casa un bote de mostaza antigua, para preparar una receta y participar en un sorteo, como ya hice otra vez con la salsa de soja, prepare la receta de costillas de cerdo en salsa de soja y miel, os acordáis de la receta? 
Pues mi receta fue una de las ganadoras y gane el premio que consistía, en una cena Gourmet para dos personas, haber si hay suerte y me toca este también!! el sorteo finaliza el día 20 y para no quedarme fuera del sorteo, pues la publico hoy, así que es una receta extra y el lunes seguimos como siempre.
Los que ya me conocéis sabéis que no me gusta la mostaza, al igual que la vainilla, no puedo con ellas, así que he hecho esta receta expresamente para mi amor que a el si que le gusta, de echo le ha gustado mucho!!
Si a vosostr@s os gusta también, aquí os dejo la receta y ya me contareis que os a parecido, porque como veis es muy sencilla de preparar.

Ingredientes:
Cuatro trozos de lomo de cerdo
Dos cebolletas tiernas (de mi huerto)
165 gramos de zumo de mandarina 
Una cucharada de mostaza antigua MAILLE
Una cucharadita de harina de trigo
Aceite de oliva virgen
Sal 
Pimienta



Preparación:
Partimos las cebollas a trozos bien pequeños, la freímos en una sartén con un poco de aceite de oliva y salpimentamos.


Añadimos la cucharada de mostaza.


Le damos unas vueltas, que se mezcle bien con la cebolla.


Añadimos la harina y la tostamos un poco.


Añadimos el zumo de mandarina y removemos un poco.


Dejamos que llegue a ebullición y reduzca la salsa, hasta que espese un poco, removiendo de vez en cuando la sartén.


En otra sartén ponemos unas gotas de aceite y freímos el lomo y le ponemos un poco de sal.


Emplatamos y ponemos una cama de salsa, el lomo encima y otro poco mas de salsa por encima, yo lo acompaño con un poco de ensalada.


Mirar que rico que se ve, te animas a probarlo?


Que aproveche!!
Nos vemos el lunes por la tarde, que tengáis una feliz semana.

14 mayo 2018

Sushi y makis


Os gusta la comida japonesa, a mi no me atrae nada pero bueno hay que probarlo todo no, para saber si te gusta o no.
La verdad es que solo he entrado una vez a un japones y recuerdo muy bien que solo comí unos fideos de arroz y probé alguna cosilla mas que no sabría decir su nombre.
En fin que los fideos me gustaron, pero el resto para mi gusto pues como que no me encantaron, vamos que soy mas feliz con un bocadillo de tortilla de patatas que con un plato japones.
Claro que eso no quita de que me tenia que quitar una espinita y que tenia que probar a hacer unos sushis o makis para ser mas precisos y quería tenerlos como receta en el blog, así que ya estoy satisfecha.
Lo había probado un par de veces de esas, que en los super mercados tiene su están y te dan para probar, además de venderlos claro esta, yo por supuesto lo probé sin pescado crudo, por que solo pensarlo me da un no se que, no puedo con ello y pensar que tengo un primillo con cinco años y le encantan pero todos, todos, si le preguntas que le apetece siempre dice sushi, sushi, si fuese por el comería todos los días, suerte que sus padres se lo compran solo de tan en tanto, para darle el capricho, de echo cuando hice estos, lo primero que hice es mandarle una foto a mi prima para que se los enseñase.
Bueno pues aquí tenéis la receta de mis sushis o makis como los queráis llamar, yo me informe un poco viendo este Web porque estoy pez en este tema y me guié de esta otra Web para preparar el arroz, leerlo es muy interesante.

Ingredientes:

3 hojas de algas marinas tostadas (YAKI NORI)
300 gramos de arroz chino
300 gramos de agua
1 paquete de salmón salvaje marinado
1 pepino
1 zanahoria
1 aguacate
5 cucharadas soperas de Vinagre de arroz
2 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharada de postre de sal
sésamo blanco y sésamo negro
Pasta de Wasabi
Salsa de soja
Esterilla de bambú

Preparación:
Lo primero de todo hay que lavar el arroz en un bol, para quitarle el almidón, se sabrá cuando salga el agua salga transparente, yo lo lave diez veces, escurrimos.
Ponemos una olla al fuego, mejor si tiene tapa de cristal porque así controlas como se hace el arroz, yo no tengo de cristal, así que yo lo hice vigilandolo a mi manera.
Echamos el agua y cuando empiece a hervir, echamos el arroz removemosy tapamos con la tapa, cuando vuelva a hechar a hervir ponemos a fuego medio durante dos minutos, después bajaremos el fuego al mínimo durante trece minutos, después retirar del fuego durante diez minutos. 
Importante en ningún momento levantar la tapa, hasta pasado ese tiempo.
Dejamos enfriar el arroz.



Mientras preparamos el aderezo llamado " Shushi-zu" con el vinagre de arroz, el azúcar y la sal, calentamos un poco en el microondas el vinagre y añadimos la azúcar y la sal y mezclamos bien, hasta estar bien disuelta y dejamos enfriar un poco.



Una vez el arroz este templado, casi frío lo esparcimos sobre una bandeja y le ponemos el aderezo y mezclar mucho con una pala de madera hasta que este totalmente mezclado y se halla enfriado por completo el arroz, sin chafarlo claro esta, según  ellos lo enfrían haciéndole aire con un abanico, si yo también me quede de piedra cuando lo leí. Yo no lo hice!!
Según leí en el articulo si el arroz esta brillante y se ve con apariencia un poco pegajosa estará bien hecho, yo diría que me quedo así!!



Hacemos la zanahoria el pepino y el aguacate a bastoncitos y parte del salmón también a tiras reservar un poco para preparar otros diferentes.



Necesitamos la esterilla de bambú para hacerlos yo tengo muchos que utilizo para las fotos, de mis platos, solo hay que ponerle flim transparente por encima para que no se pegue el arroz en la esterilla.
Extendemos una parte de arroz y vamos poniendo la tira de de salmón, después el aguacate, el pepino y otra tira de salmón y  los vamos enrollando.



Para un buen corte mojar la hoja del cuchillo en un pequeño bol  con agua y un chorro de vinagre de arroz, funciona!!





Hacemos un corte por la mitad y después otra vez por la mitad de cada trozo.


Y listo!!


Ahora los hacemos diferentes, ahora la alga nori quedara dentro y el arroz fuera con el sésamo.
Ponemos el alga sobre la esterilla, después el arroz, espolvoreamos el sésamo por encima del arroz, con cuidado le damos la vuelta para que quede la capa del arroz abajo.
Ponemos los palitos de pepino, el salmón y el aguacate encima de el alga nori.

                                                                                                                          
                                                                                                                        

Enrollamos de la misma manera que antes y cuando llegamos al final mojamos un poco el borde del alga con el agua con el vinagre para que quede pegado totalmente el rollo.


                                                                                                  
                                                                                                                          
Y cortamos de la misma manera que anteriormente.



Listo!!


Y este es exactamente igual pero con sésamo negro.


Aquí el resultado, de diferentes tipos, el de la imagen de la derecha abajo es arroz prensado y un trozo de salmón por encima.


 Ahora poner dos cuencos en uno pon salsa de soja y en otra un poco de wasabi tener cuidado con este ultimo porque piiicaaaaa mucho y por cierto a mi no me gusta nada.
Bueno no esta mal mi primera vez preparando estos sushis y makis, no?
Ya esta la receta en el blog que tenia ganas de ponerlos, fuera esa espinita que tenia clavada.
Que aproveche!!

07 mayo 2018

Cheesecake de melocotón con crujiente de galleta en vasitos


Buenos días, extrañados que publique tan temprano hoy? pues hay un motivo y muy importante para mi y es que empiezo a trabajar hoy!! empiezo esta tarde en el sitio que estuve últimamente trabajando, donde os decía que ojala volviera, pues en ese trabajo, me siento afortunada!!
Así que hoy traigo una receta especial, un postre riquísimo para disfrutar al terminar una buena comida y celebrar este día tan especial para mi. 
Es un postre sencillo de hacer y elegante a la vez, es perfecto para quedar bien en el postre cuando tienes invitados, lo bueno que tiene es que lo puedes preparar con antelación y esta perfecto para disfrutarlo en la mesa el día siguiente, este postre es una sencilla tarta de queso o preferís llamarla Cheesecake? para mi toda la vida a sido tarta de queso, pero con tanta palabra en ingles a veces lo decimos ya sin pensar, al menos a mi me pasa y a ti?.
Este postre lo hice para las Navidades, en un principio pensé en hacer una cheescake en tarta, después unos minutos mas tarde cambie de idea y preferí ponerlo en vasitos individuales porque se vería mas elegante en la mesa y creo que acerté, además a todos les gusto mucho, duda que tenia porque eramos catorce y no sabría si a todos les gustaría con el melocotón en almíbar y tengo que decir que dejaron los vasitos limpios, cosa que me tranquilizó.
Así que si te gusta a ti también, el melocotón y el queso esta tarta es la tuya, te invito a que la pruebes.
Con esta receta, salen catorce vasitos como el de la foto.

Ingredientes:
Para la base crujiente de galleta:
120 gramos de mantequilla
120 gramos de galleta María

Para la Mousse.
500 gramos de nata para montar 
350 gramos de queso Philadelphia
75 gramos de azúcar
Una lata de melocotón en almíbar grande (840 gr.)
10 mililitros de licor Cointreau
4 hojas de gelatina neutra (7 gr.)

Preparación:
Monta la nata con unas varillas o cualquier maquina en mi caso con thermomix vel. 3 el tiempo que necesite y reserva en la nevera.



Tritura la galleta pero dejando que queden trocitos pequeños eso le dará el toque crujiente.
Calienta la mantequilla en el microondas hasta que veas que esta derretida, ahora mezcla con la galleta hasta que este bien mezclada.



Echa una pequeña cantidad en cada vasito hasta gastarla toda y mete los vasitos en la nevera.



Pon a hidratar la gelatina en agua fría, al menos cinco minutos.
Mi lata de melocotón tenia ocho mitades, reservar tres para después adornar, el resto de mitades tritúralo junto a 195 gramos de su mismo almíbar y el azúcar, en thermomix 30 seg. /vel. 4.
Ahora aparta una pequeña cantidad para después calentarlo y deshacer ahí la gelatina, resérvalo.



Añade el queso junto el melocotón que hemos triturado con el azúcar y mezclalo bien, con thermomix 10 seg. / vel. 3 y medio.
Calienta en el microondas, treinta segundos la pequeña cantidad de melocotón triturado que tenias reservado, escurre la gelatina y echa la mezcla hasta que este totalmente disuelta y añade a la crema de queso junto con el licor, vuelve a mezclar. 4 seg. / vel. 3.
Saca la nata de la nevera y mezcla poco a poco con una lengua, con movimientos envolventes.



Hasta que este toda la nata integrada.



Rellena los vasitos con la mezcla.



Mete a la nevera al menos cuatro horas, yo los dejo toda la noche.
Cortar a trozos pequeños las tres mitades que teníamos reservadas en la nevera y ves poniéndolo en los vasitos.



Ya lo tienes listo para servir, a que quedan bonitos!!


Y lo mejor es que, están riquísimos.
Que aproveche!!


30 abril 2018

Magdalenas con naranja y jengibre


Como bien sabéis en mi casa las magdalenas siempre son caseras, casi todas las semanas hago, pero en esta ocasión he cambiado su sabor, le he puesto ralladura de naranja y un poco de jengibre fresco, su sabor es magnifico y están super esponjosas y si no que se lo digan a mis hermana, que si me descuido no llegan para el desayuno. 
A mi me encanta hacerlas y a ella le encantan mis magdalenas, así que todos contentos.
Hoy como la mayoría de veces lo hago en mi maquinita, pero se puede hacer de modo tradicional, con una batidora de mano o otro robot de cocina, seguro que os salen igual de buenas.
Y os deseo que mañana día de fiesta día del trabajador, lo paséis genial y si encima empezáis el día con un desayuno con estas magdalenas pues mucho mejor.
Bueno os dejo con la receta.

Ingredientes:
210 gramos de harina de trigo
10 gramos de levadura química
La ralladura de una naranja
10 gramos de jengibre fresco
Tres huevos (de mis gallinas)
175 gramos de azúcar
60 mililitros de leche
190 mililitros de aceite de oliva virgen
Una pizca de sal
Azúcar para espolvorear


Preparación en Thermomix:
Pon en el vaso la harina, la levadura, el jengibre y la piel de naranja, tritura 1 min/ en velocidad  progresiva de 5 a 10, retira en un bol y reserva.
Pon la mariposa en el vaso, echa los huevos y el azúcar y mezcla 3 min./37º/vel. 3 y medio.
Vuelve a programar 3 min./vel. 3 y medio.
Vierte la leche, el aceite y la sal dentro del vaso y pon 10 seg./vel. 2, después retira la mariposa.
Echa la harina con el resto de ingredientes y mezcla 1 min./ vel. 2.
Termina de mezclar con una espátula si queda algún resto.



Mete en un bol, tápalo con film de plástico y lo metes en la nevera, ha de reposar al menos una hora, si es mas tampoco pasa nada.



Pasada la hora o algo mas no pasa nada si es mas tiempo, pon a calentar el horno a 250º. arriba y abajo.
Mientras se calienta prepara los moldes de las magdalenas, saca la mezcla de la nevera.
Remueve la masa con una cuchara y llena tres cuartas partes de la mezcla dentro de las cápsulas.



Ahora espolvorea un poco de azúcar por encima de cada magdalena.
Cuando el horno este a 250º mete las magdalenas al horno y en este momento baja la temperatura a 210º y hornea dieciséis minutos en mi horno es clavado, pincha una magdalena y comprueba tu que salga limpio, si es así están listas, si no deja un par de minutos mas.



Enseguida veréis como sube la masa y sale ese copete tan chulo.
Apaga el horno y déja un par de minutos con la puerta del horno abierta para que el cambio de temperatura no sea brusco y en tres o cuatro minutos las sacas y dejas enfriar un poco sobre una rejilla y cuando estén templadas sacas las magdalenas del molde y dejamos enfriar totalmente sobre la rejilla.
Las podéis guardar en un bote de lata va genial y duran bastantes días, yo las he tenido hasta cuatro días y siguen igual de esponjosas.



No me digáis que no tienen buena pinta, verdad? 
Que aproveche!!